Solicite más información

* campos obligatorios

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

Ruta del Café

Ruta del Café,
Rio de Janeiro edición limitada

Río de Janeiro es la segunda ciudad más grande de Brasil y la capital del estado de Río de Janeiro. Aquí comenzamos la Ruta del Café.  La ciudad es conocida por sus playas, carnavales, el fútbol, la música y sus selvas tropicales. Comúnmente conocido solo como Río, y una vez colonia portuguesa, fue también la capital del Brasil imperial durante casi dos siglos, desde la década de 1800, cuando la corte portuguesa huyó de la invasión napoleónica y el propio rey portugués acabó por independizar su antigua colonia proclamándose emperador.

Río de Janeiro nunca deja de sorprendernos con su perspectiva moderna, sitios históricos, animadas playas, zonas verdes y la actitud amistosa de los lugareños que abrazan a los turistas del resto del mundo, en un lugar que es el Paraíso en la Tierra. Río es la atracción turística de primera categoría hoy en Brasil.

Desde que fue escogida como sede de los JJOO del 2016, la ciudad vive en una euforia solo comparable con el carnaval. Después de muchos años, gracias al impulso dado a la construcción del metro realmente parece que van a finalizarse los tramos que unen los diferentes estadios olímpicos, lo cual en una ciudad del tamaño de Rio es vital. Se trabaja sin tregua para acabar la construcción de todas las sedes deportivas. La oferta hotelera no cubría la demanda que se esperaba durante el evento y ha sido otro de los sectores de inversión. Han mejorado los problemas de seguridad ciudadana y la ciudad muestra cada vez una cara más limpia y organizada, aunque no pierde su alegría característica.

Con la Ruta del Café se puede visitar el Cristo Redentor en la cima de la montaña de Corcovado, el Pan de Azúcar (Pão de Açúcar), Jardín Botánico de Rio de Janeiro, el Sambódromo, las icónicas playas de Copacabana, Ipanema y Leblon, el Parque Nacional de Tijuca, el bohemio Barrio de Santa Teresa y la parte histórica de Río.

Si usted está dispuesto a aventurarse fuera de la ciudad, la Ruta del Café puede llevarlo a la ciudad Imperial de Petrópolis, a los pies del Parque Nacional Serra dos Órgãos, que la otorga con un clima fresco en comparación con Río. Una popular ciudad turística, la principal atracción de Petrópolis es el palacio de verano de los antiguos emperadores brasileños, que ahora luce restaurado como un museo que exhibe objetos de interés imperiales. Otros edificios notables son el Palacio de Cristal (invernadero) y la Catedral.

Los lugares comunes del carioca cuando quiere huir del bullicio de la ciudad son diferentes según la época del año y del gusto particular de cada uno. En invierno prefiere ir a la región serrana en torno a Itaipava, para sentir un poco del frio del que tanto se habla en otras zonas del planeta. Resulta a la vez chocante y divertido ver a este habitante del trópico perder la cabeza por una chimenea, una fondue de queso después de haber comprado ropa en una tienda de invierno.

En verano el carioca prefiere la playa y ya que le viene de cuna apreciar la calidad de las mismas, no se conforma con lo que tiene delante, se va hasta Búzios para disfrutar de unas vacaciones prácticamente sin salir de casa. El ambiente es mediterráneo, las calles empedradas, las casas encaladas y una increíble vida nocturna así como diurna. Es la ciudad del eterno verano, solo nombrarla ya dan ganas de hacer la maleta.

La Costa Verde en la Bahia de la Isla Grande es otro de los lugares preferidos para una escapada de fin de semana. La belleza de la mata atlántica, cuyo color da nombre a la costa, es impresionante. Se puede disfrutar del encanto de Paraty, villa de pescadores con una gran tradición cultural e histórica, de los resorts en torno a Angra dos Reis, de las posadas de la Isla y de todos los deportes acuáticos que ofrece una bahía de aguas calmas y placidas el año entero.

 

Elija lo que elija, Approaching Brazil hará que su experiencia sea inolvidable.

Solicite más información